miércoles, 21 de marzo de 2012

britney


Britney Spears, un leve talento sexualizado, tan ingenuo como para generar la simpatía entre sus detractores.

Actualmente, tenemos un abundante catálogo de estrellas pop: Lady Gaga está centrada en la interpretación artística, Katy Perry está demasiado ocupada tomándonos el pelo mientras que Ke$ha sigue empeñada en demostrarnos que puede oler aún peor.

La evolución obliga a que cada uno desarrolle unos rasgos especializados con el único fin de sobrevivir. Britney, en muchos sentidos, es el origen de las especies (ignoro a Madonna, quién básicamente lo hacía todo incluso antes de que esta generación de estrellas tuvieran dentición). Spears fue el primer intento de la industria musical en promover a una cantante que lo fuera todo para todos.









Britney se elevó más allá del resto a finales de la década de los 90s. El clásico '…Baby One More Time' tuvo toda la culpa. El baile de una adolescente en el pasillo de una escuela católica declaró a Spears como la reina del género pop emergente, incluso antes de cumplir la mayoría de edad. Podría no haber lanzado otra canción más y aún así, a día de hoy, sería recordada. Pero esta siguió su camino, estableciéndose como un gigante musical sin precedentes desde la aparición de Madonna.

En 'Oops!…I Did It Again', podíamos denotar las connotaciones semi-sexuales a la vanguardia que nos introducían a un nuevo mundo en el que Spears sudaba mientras bailaba con una boa albina sobre los hombros. Fue el beso a Madonna en los MTV Video Music Awards de 2003 lo que oficialmente constató la entrega de la corona a Spears como eterna heredera.



Durante años, los fanáticos más cínicos de la música intentaron ignorar a Britney, hasta que llegó 'Toxic' — la canción que incluso los snobs musicales tuvieron que admitir que era muy, muy buena. Nadie podía apartar aquellos violines sintetizados de la mente.

Spears salió disparada de la industria musical en la primera parte del último lustro de la década: sus problemas eran lo mejor que nos podía brindar. Se había vuelto loca, esta vez, de verdad, y parecía destinada a autodestruirse. Mientras tanto otras mujeres tomaban el mando y capturaban las audiencias — Beyoncé nos hacía bailar al ritmo de la soltería y Rihanna nos acurrucaba bajo su paraguas.

En 2007, Britney Spears logró conquistar a la crítica más feroz con su quinto álbum de estudio, 'Blackout'. Una producción brillante y una lírica que reflejaba los verdaderos sentimientos de la artista. La cantante realizó su mayor obra de arte en el peor momento personal. La prestigiosa revista Rolling Stone sentenció — ``'Blackout' es el álbum pop más influyente de la última década´´.

Tras el duradero aspaviento — la popular peluquería, un polémico divorcio, la clínica de rehabilitación, la perdida de la custodia maternal y la infame actuación de MTV — en 2008, Britney resurgió de entre las cenizas para volver a barrer las entregas de premios, protagonizar vídeos de alto presupuesto y encabezar las principales listas de éxitos. Hasta hace muy poco, Spears no paraba de decirnos que nos mantuviéramos bailando hasta que el mundo terminara.


Britney Spears ha retenido un misterio que otros artistas jamás han podido mantener; un aura intangible que hace a la gente querer conocer cual es su siguiente paso — incluso trece años después de su debut. Ella no tiene que confiar en trucos, no tiene que embarcarse en una campaña publicitaria multimillonaria, no tiene que ‘vivir su acto’ en público — de hecho, su humildad es más que evidente cuando todos vemos que aparece hecha un auténtico desastre en una alfombra roja, negándose a preocuparse por el maquillaje. Britney no se preocupa por la imagen pública — y gracias a Dios por ello. Ella deja que su trabajo hable por sí solo, sonríe y coloca su single en iTunes — ``Oh, voy a dejar esto por aquí´´ — y el mundo de la música pierde la cabeza.

El poder de Britney jamás se había visto desde Michael Jackson. Si hablamos de comparaciones, la dominación de Britney Spears debería ser basada en cuestiones de si es ella misma la que ha cimentado el hecho de estar sentada junto a Michael y Madonna, o ha sido nuestra cuestión.

Deberíais aferraros a esta oportunidad para apreciar lo que Britney Spears representa. Ella es la última super estrella pop de pie. ¿Podrá continuar sobreviviendo entre sus especializadas compañeras? Bueno, Britney se ha ganado este derecho, aunque tengáis el presentimiento de que ella probablemente no esté demasiado preocupada por este factor. La ventaja de ser la primera es que no hay realmente nada — ni nadie — con que y con quien competir. Así que dejemos sudar a otras por el material pesado; Britney sólo está interesada en ser Britney, puesto que sigue siéndolo todo para todos, en un momento en el que todo lo que oímos es sobre nichos de mercados y géneros astillados.

Este artículo puede sintetizarse en una sola frase que ya la misma Spears cantó hace más de cuatro años en el sencillo 'Piece Of Me':


‘‘I’m Miss American dream since I was seventeen’’.



El Príncipe Gitano,

Juan Jesús Reyes.

10 comentarios:

  1. genial genial genial!!!!!
    IT'S BRITNEY BITCH
    es increíble que después de todo lo que ha pasado con los paparazzis aun siga en el podio del pop

    ResponderEliminar
  2. ya te digo.. poned en google imágenes ''britney spears paparazzis'' es flipante que aun este viva

    ResponderEliminar
  3. Aún recuerdo cuando con su primer disco en el mercado intentaba copiar la postura del disco para que mi madre lo comprara. Sabes que yo por mi Be(yon)cé mato pero sé y tengo que reconocer que ella ha aportado muchísimo a una industria que en ese momento la necesitaba.

    Se encontraba en el sitio y momento adecuado. Larga vida a la heredera.

    ResponderEliminar
  4. Sabes que yo soy de Britbrit a muerte. La quiero buenorra con serpiente o drogada y calva sin bragas, ella es grande. Y tú capacidad de redacción más grande aún. Da gusto leerle, príncipe.

    Un besote enorme

    ResponderEliminar
  5. Vaya, no sólo eres una cara bonita. Escribes muy requetebien

    ResponderEliminar
  6. mu interesante el posts http://nahiara-muelas-fashionable.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Me encanta Britney! me ha gustado tu post! :D

    ResponderEliminar
  8. Google did a really fucked up job by translating this for me, but though, i like it. Britney is a living legend.

    martijnmendel.blogspot.com

    ResponderEliminar
  9. Excelencia divina, jamás nadie había escrito de está manera a Britney Spears, enhorabuena, no simplemente porque sea Fan de Britney simplemente tu vocabulario, tu realidad es grande.... muchas gracias

    ResponderEliminar